martes, 13 de marzo de 2012

Misioneros de Roma se solidarizan con el Arzobispo de Huancayo tras las amenazas de muerte


La Administración General de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, con sede en Roma, se solidarizó con el monseñor Pedro Barreto, Arzobispo de Huancayo, luego que fuera amenazado de muerte por exigir que la empresa Doe Run cumpla con sus compromisos ambientales antes que reinicie sus operaciones en La Oroya.


Mediante una carta de solidaridad, esta comunidad religiosa católica respaldó al representante de la iglesia y al equipo del proyecto “Mantaro Revive”, quienes se han manifestado en contra del reinicio de las operaciones de la empresa Doe Run Perú sin que  finalice el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA).


“Ante este hecho intimidatorio, del que hemos tenido noticias por diferentes medios de comunicación y después de recibidos los comunicados oficiales del Arzobispo de Huancayo, queremos EXPRESAR nuestra honda preocupación por la vida del Arzobispo y por todos los que trabajan en el proyecto ‘Mantaro Revive’, quienes luchan por la verdad, la paz y la justicia”, señala el documento enviado desde Roma.


Los Misioneros Oblatos de María Inmaculada exigieron a las autoridades peruanas realizar una exhaustiva investigación a fin de identificar a los responsables de las amenazas que no sólo alcanzan al Arzobispo de Huancayo sino también a otros integrantes de la Plataforma La Oroya por un cambio, que en los últimos días también han sido objeto de insultos y amenazas en las redes sociales e internet.


Dicho comunicado señala: “invocamos a las autoridades políticas y cuerpo policial llevar las investigaciones respectivas para identificar a los responsables de estos hechos, que denigran la democracia peruana”.


Firma esta carta el padre Gilberto Piñón Gaytán, 2° Asistente General de esta misión religiosa católica que tiene su sede en Roma, Italia.


Esta solidaridad llega tras las amenazas que sufriera el Monseñor Pedro Barreto, quien  denunció haber sido objeto de amenazas de muerte, que hizo público el último 29 de febrero la Arquidiócesis de Huancayo, y en donde reafirmó que la reactivación de complejo metalúrgico debe darse únicamente después de cumplir con el PAMA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada