viernes, 30 de marzo de 2012

18 congresistas estadounidenses firman carta contra Doe Run Perú





En Estados Unidos, 18 congresistas demócratas han firmado una severa carta en la que la manifiestan su preocupación por el comportamiento de Doe Run Perú. Los que firman señalan el daño que la empresa genera a la imagen de la inversión estadounidense en nuestro país, y en América Latina, trayendo abajo los esfuerzos de otras compañías estadounidenses que tienen buenas prácticas corporativas.  “Pensamos que el bajo récord ambiental de esta compañía refleja una imagen negativa y pone en riesgo la credibilidad de los esfuerzos de los Estados Unidos por promover las inversiones responsables en el extranjero”, dice la misiva.

La carta de dos páginas está dirigida a la Secretaria del Departamento del Gobierno de los Estados Unidos, Hillary Clinton, y señala, tajantemente, que  la subsidiaria americana de Renco Group, Doe Run Resources, tiene un récord de bajo rendimiento en términos ambientales al igual que Doe Run Perú y ha sido multada por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA). “En el 2010, la compañía alcanzó un acuerdo con la EPA de pagar $65 millones de dólares por la violación de las leyes ambientales y sus operaciones en Missouri, así como una pena civil de $7 millones de dólares”, se señala.
Asimismo, los congresistas recuerdan que existe una demanda interpuesta por Renco Group contra el Estado Peruano por $800 millones de dólares bajo los términos del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos e indican, además, que este mecanismo representa una preocupante tendencia de compañías multinacionales que abusan de su posición en los acuerdos comerciales.
“Mediante esta acción, la compañía ha buscado traspasar la culpa de los problemas ambientales de La Oroya al gobierno peruano … La demanda inversor-Estado de Renco parecería ser una de varias tácticas que está utilizando la compañía para chantajear al gobierno peruano y que se otorgue al Doe Run Perú un aplazamiento para cumplir con sus compromisos ambientales”, dice la carta. Por esta razón, señalan los firmantes, el gobierno estadounidense debe instar a Renco a que abandone su demanda contra el Perú.
 De forma clara, los congresistas piden al gobierno de los Estados Unidos a no invertir sus recursos en defender a “compañías irresponsables como el Grupo Renco y sus afiliadas”; en particular Doe Run Perú.  “En este respecto, instamos al Departamento de Estado y al Departamento del Tesoro que  se abstenga de apoyar a esta compañía en relación al procedimiento del arbitraje con el gobierno del Perú, bajo el Tratado de Libre Comercio”, dice la carta.

Se recuerda que Doe Run repite un  patrón desafortunado que supone  riesgo a la salud de las personas, especialmente de los niños y mujeres embarazadas. “La Oroya ha sido identificada por la revista Time Magazine y otras fuentes como uno de los lugares más contaminados del mundo. La causa principal de esta contaminación recae en las operaciones de la fundidora Doe Run, que procesa plomo y otros metales”, señalan los congresistas, entre los figuran cuatro miembros del Congreso que el año pasado firmaron una carta apoyando a Doe Run y Renco Group y hoy lo hacen en contra debido a las serias denuncias por abusos ambientales cometidos por esta empresa en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada